Sanital | Programa MIP
518
page-template-default,page,page-id-518,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

Programa MIP

CONCEPTO

Una plaga es considerada como un conjunto de seres vivos, que por su abundancia y/o características, pueden ocasionar problemas sanitarios, molestias, perjuicios o pérdidas económicas a las personas. Las plagas urbanas son aquellas especies que están implicadas en la transferencia de enfermedades para el hombre y en el daño o deterioro del hábitat y bienestar urbano, cuando su existencia es continua en el tiempo y están por encima del nivel de tolerancia, es decir, cuando comienzan a causar los daños mencionados.
El Manejo Integrado de Plagas utiliza todos los recursos necesarios, a través de procedimientos operativos estandarizados, para minimizar los peligros ocasionados por la presencia de estas plagas. A diferencia del control de plagas tradicional, que es un sistema reactivo, el MIP es un sistema proactivo que se adelanta a la incidencia del impacto de las plagas.
Es una estrategia de control que combina de manera racional y armónica, una serie de técnicas que si bien incluye los químicos, éstos dejan de ser la única herramienta o la más importante de ellas, utilizándose únicamente dónde y cuándo sean necesarios.
Es un sistema de manejo que, evaluando la dinámica poblacional de los organismos plaga y su relación con el ambiente asociado, utiliza todas las técnicas disponibles para mantenerlos en niveles inferiores a aquellos que perjudiquen la salud, el bienestar y la economía del ser humano.

 

MIP EN LA INDUSTRIA ALIMENTARIA

Cuando se quiere garantizar la inocuidad de los alimentos, es fundamental protegerlos de la incidencia de las plagas a través de un correcto manejo de las mismas. El MIP es un sistema que ofrece una importante interrelación con otros sistemas de gestión y constituye además un prerrequisito fundamental para la implementación del Sistema de

Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control (HACCP).
El primer paso para asegurar la inocuidad de los alimentos en la industria alimentaria, los canales de distribución y los consumidores intermedios, son las Buenas Prácticas de Manufactura (BPM). Gran parte de las BPM establecen procedimientos estandarizados, dentro de los cuales se destaca el MIP.
Sanital implementa un Programa de Manejo Integrado de Plagas que consiste en realizar tareas en forma racional, continua, preventiva y organizada, brindando una mayor seguridad en la inocuidad de los alimentos, mejorando la calidad,  disminuyendo las pérdidas económicas por productos alterados y logrando un sistema de registro del programa que favorece a la mejora continua.
El Programa MIP de Sanital, a través de sus procedimientos y registros, genera información fundamental que permite documentar cada una de las tareas realizadas, productos utilizados, hallazgos, desviaciones y recomendaciones sobre acciones correctivas o preventivas, generando además una fuente de consulta permanente frente a auditorías internas o externas.

PROCEDIMIENTOS Y HERRAMIENTAS

• Diagnóstico de situación: en cada visita el personal de Sanital lo realiza mediante:
• Recabado de información previa: del personal del establecimiento, como hallazgos o casos de ocurrencia de plagas, y cualquier otra información que pueda ser útil para el control de plagas.
• Inspección del lugar: se realiza, observando signos de presencia de plagas, especies plaga, lugares y grado de infestación, condiciones predisponentes, sectores críticos, etc.
• Análisis de situación: con la información recabada se establece el plan de acción, a fin de determinar:
• Tareas a realizar.
• Tipo de área por su sensibilidad a la presencia de plagas y/o a la aplicación de productos plaguicidas.
• Frecuencia de los servicios.
• Medidas de control indirecto
• Medidas de control directo
• No químicas
• Químicas
• Programa de Acción
En función de lo analizado en el diagnóstico de situación se define y ejecuta el programa de acción, que comprende:
• Medidas de acción indirecta sobre las plagas
• Relacionadas con Aspectos Estructurales y Constructivos
• Relacionadas con Condiciones Higiénico Sanitarias y Ambientales
• Relacionadas con Desarrollo de comportamientos y hábitos saludables
• Medidas de acción directa sobre las plagas
• Control no químico
Trampas
• Control químico
Aplicación de plaguicidas en el entorno próximo, en aplicaciones de rutina y/o en el interior de las instalaciones (si se constata la presencia de plagas)

• Evaluación del programa (monitoreo): nos brinda la información necesaria para utilizar las medidas de control de la manera más eficiente, al saber dónde, cuándo y cómo debemos actuar.